Cirugía


“La nueva odontología no genera dolor, te lo quita”


La Cirugía Oral y Maxilofacial es la especialidad médica que se dedica al diagnóstico y tratamiento quirúrgico de las enfermedades, traumatismos y malformaciones que tienen que ver con aspectos funcionales y estéticos de los tejidos duros y blandos de la cabeza, boca, dientes, encías, mandíbula, maxilar y cuello.

Si en nuestra clínica la profesionalidad, la calidad y la ética siempre están presentes en nuestros valores del día a día es en esta especialidad de cirugía, por la complejidad que conlleva, donde más los enfatizamos. Nuestro equipo de cirujanos con formación continuada en másteres de renombre y prestigio te aconsejarán debidamente y te podrán aplicar técnicas y conocimientos actuales, precisos, minimamente invasivos y seguros.

El primer paso es tratar de ser lo más conservadores posibles y estudiar como solucionar el problema sin necesidad de cirugía. Pero existen casos más complicados en los que es necesaria la intervención con cirugía.

Una correcta anestesia local y unas pautas de tratamiento analgésicas y antiinflamatorias harán que el proceso sea más cómodo. El objetivo siempre será facilitar la rutina diaria a nuestros pacientes, empleando la técnica más adecuada a sus necesidades y personificando su caso. Nuestro grupo de cirujanos se encargará de buscar la mejor alternativa de tratamiento y explicarte las mejores opciones. Puedes pedirnos cita y estudiaremos tu caso, ponte en las mejores manos. Tu confianza es nuestro compromiso.

RECOMENDACIONES GENERALES

Una cirugía se realiza buscando una serie de ventajas a posteriori en tu salud, aunque en el momento de terminar la intervención te explicaremos una serie de recomendaciones para que tu post-operatorio sea lo más cómodo posible. Para ello también es necesario utilizar las técnicas y conocimientos adecuados a cada caso particular.

Las recomendaciones comunes a casi todas las cirugías son:

  • Aplicar frío sobre la zona intervenida tras finalizar la intervención.
  • Seguir estrictamente la pauta de medicación (antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios) que te recomendemos.
  • Reposo relativo el día de la intervención.
  • Dieta fría y blanda 24 horas.
  • No realizar enjuagues ni cepillarse la zona en 24 horas.
  • Al día siguiente comenzar con enjuagues de agua con sal (1 litro + 1 cucharada).
  • Aplicación de gel de Clorhexidina (antiséptico) en la zona al menos 3 veces al día.
  • Facilitan la cicatrización los alimentos ricos en vitamina A y C.

Algunas cosas que te recomendamos evitar en tu recuperación son:

  • No cargar peso, hacer ejercicio u otros esfuerzos físicos.
  • No fumar.
  • No beber alcohol.
  • No masticar alimentos duros.
  • No cepillarse enérgicamente.
  • No enjuagarse.

Conviene conocer estos consejos porque aunque pueden parecer obvios, los pacientes desean volver a su “vida normal” lo más rápido posible y no tener en cuenta esto, podría alargar o complicar el post-operatorio.

EXTRACCIÓN DE MOLAR DE JUICIO

Los problemas con la erupción de los molares del juicio (cordales) es cada día más frecuente. La teoría es que en la evolución del hombre, el tamaño de el maxilar superior y de la mandíbula se va reduciendo por lo que existe una falta de espacio que impide el desarrollo normal de todos los dientes.

Esta falta de espacio se convierte a menudo en problemas del tipo de infecciones (sobre todo cuando está parcialmente comunicado con la boca), daño a los dienes vecinos (caries, periodontitis), quistes y ocasionalmente tumores.

Se suele recomendar la visita al cirujano entre los 17 y 20 años porque las raices estarán menos desarrolladas y el hueso es menos denso que en edades más adultas. Te realizaremos unas sencillas radiografías para saber si es necesaria la extracción.

En nuestra clínica te realizaremos esta intervención con técnicas seguras para optimizar los resultados y tu pronta recuperación, pregúntanos cualquier duda.

FENESTRACIONES DE PIEZAS DENTALES

La fenestración consiste en realizar una pequeña ventana para eliminar el hueso y la mucosa de alrededor de un diente incluido que no puede erupcionar para liberar y visualizar su corona y facilitar así su erupción. Suele ser muy común para ayudar a salir a los caninos.

Es una intervención muy sencilla y rápida, totalmente indolora que se realiza con anestesia local.

Los caninos erupcionan sobre los 13 años, pero se puede empezar a controlar sobre los 9 años con una radiografía donde sabremos si el niño presenta todos los dientes y que no existen obstáculos o inclinaciones inadecuadas que impidan su erupción.

En algunos casos para facilitar su salida, en el momento de la fenestración se puede colocar un bracket en el canino que le guíe hacia su correcta posición.

La función de los caninos es muy importante en la boca pues es un diente muy fuerte que soporta y dirige los movimientos de la boca.

Si no han erupcionado tenemos dos alternativas:

  • Extracción quirúrgica para evitar complicaciones: quistes, infecciones o daños a los dientes vecinos. Esta será nuestra última opción sino hemos conseguido buenos resultados con otros tratamientos.
  • Tratamiento combinado con el ortodoncista: mediante un bracket podemos guiar al diente a su correcta posición en la arcada dental.

Consúltanos tus dudas y nuestro equipo de especialistas estudiará tu caso para encontrar la mejor y más conservadora opción.

ELEVACIÓN DE SENO MAXILAR

Es una de las técnicas más utilizadas por nuestros implantólogos y cirujanos cuando no hay suficiente altura ósea en el maxilar superior para poder colocar un implante dental.

Es una técnica muy común para nosotros y por ello muy segura, eficaz y con una tasa de éxito muy alta. Después de realizarla el hueso que generamos será de gran calidad y densidad asegurando el correcto asentamiento de los implantes.

Para colocarlo se utilizará la misma anestesia local que para otros tratamientos y es una intervención totalmente indolora y muy rápida. Simplemente requiere unos buenos cuidados post-operatorios para controlar la inflamación y por supuesto el uso y conocimiento de una técnica adecuada.

Consiste en abrir una pequeña ventana en el interior de la boca a nivel de premolares y molares superiores para así acceder al seno maxilar. Allí nuestro cirujano separa con extremo cuidado la membrana que recubre el seno y colocamos el biomaterial (hueso artifical) en el interior. Después se recubre con la propia membrana del seno y con otra membrana de colágeno artificial para a continuación recolocar la encía en su posición natural mediante sutura.

Después de 3-4 meses la densidad del hueso será óptima y NO será necesaria otra cirugía para colocar los implantes puesto que se podrán colocar en la mayoría de los casos con una técnica “transepitelial” al igual que si siempre hubieramos tenido hueso propio. Esto permite a nuestro equipo poner los implantes sin abrir la encía, sin sangrado, sin sutura, sin dolor, sin inflamación, pudiendo hacer vida absolutamente normal a las pocas horas de la colocación de los implantes.

El postoperatorio de la cirugía de elevación de seno es importante a la hora de controlar sobre todo la inflamación y evitar infecciones del injerto. Las recomendaciones que solemos dar en este tipo de cirugías son:

  • Aplicación de frío (hielo) local inmediatamente después de la intervención. Periodos de 5 minutos con otros 5 de descanso.
  • Evitar estornudos, sonarse los mocos, succión o cambios de presión (aviones…) durante los días posteriores.
  • Seguir la pauta antibiótica, antiinflamatoria y analgésica que te recomendemos según cada caso.
  • Aplicaciones de clohexidina (antiséptico) mínimo 3 veces al día en la zona intervenida.
  • Dieta blanda y fría las primeras 24 horas.
  • Evita el consumo de tabaco.

Se considera normal la aparición de hematoma en la zona, la aparción de inflamación e incluso puede sangrar un poquito la fosa nasal del lado de la intervención. Estos procesos NO están relaccionados con el éxito o fracaso de la intervención, ni con la dificultad de la misma.

EXTRACCIÓN DE QUISTES Y APICEPTOMIAS

Las zonas donde existe mayor incidencia de quistes son la región del cuerpo mandibular y la zona incisiva superior.

Los quistes se forman por infecciones crónicas de origen dental. Cuando crecen van destruyendo el hueso adyacente y formando por tanto cavidades en el hueso donde están alojados. También se pueden infectar por lo que deben ser extirpados quirúrgicamente.

Cuando el quiste está en relación con la parte final de la raiz de un diente, normalmente asociado a una endodoncia, en la misma intervención se extirpa también parte de la raiz. Esto se conoce como Apiceptomía.

A veces las cavidades que dejan estos quistes son grandes y hace necesario el relleno posterior del mismo con biomateriales (hueso artificial).

Los quistes de los maxilares son lesiones NO tumorales por lo tanto son benignos.

LESIONES DE LA MUCOSA ORAL

Es muy importante identificar las lesiones orales para determinar a tiempo sus distintos grados de malignidad y benignidad. De esto va a depender su tratamiento de una u otra forma.

Normalmente es necesario hacer una pequeña biopsia para clasificarlas, al igual que en otras especialidades médicas. Para eso extraemos una pequeña porción del tejido afectado y lo enviamos a nuestro laboratorio de Anatomía Patológica donde será examinada por médicos especializados. Esto es absolutamente necesario para el tratamiento adecuado del problema.

Hay que saber que la mayoría de las lesiones tumorales de la mucosa oral van asociadas al consumo de alcohol y tabaco. Es por ello que las medidas de prevención más importantes para el cáncer oral van dirigidas contra el consumo de alcohol y tabaco.

LESIONES EN GLÁNDULAS SALIVALES

La función de las glándulas salivales es la de secretar saliva y así mantener un adecuado estado de humedad, lubricación y pH de nuestra boca. También aportan proteínas y líquidos para la correcta salivación de los alimentos.

Hay determinadas personas que tienen problemas de sequedad bucal. Esto se llama Xerostomía. Esto puede ser debido a la atrofia de la glándula simplemente o bien, puede deberse a otras patologías por lo que os recomendamos que os vea nuestro especialista.

La mayoría de los tumores de las glándulas salivales son benignos pero a pesar de ello pueden crecen provocando deformidad facial, molestias y dolor. A veces incluso afectan al nervio facial. Los tumores de comportamiento malignos son los primeros que debe descartar un cirujano maxilofacial.

CIRUGÍA DENTAL EN NIÑOS

Los tratamientos más frecuentes en niños suelen ser Fenestraciones y Frenectomías.

La Fenestración es una ventanita (de la que ya hemos hablado más arriba) para ayudar a erupcionar a los dientes cuando estos no pueden romper la encía.

La Frenectomía es un tratamiento que a veces va asociado a las ortodoncias cuando el niño presenta separación en la línea media entre los incisivos centrales. Esta separación en ocasiones es debida al anclaje de las fibras del frenillo labial sobre todo en el maxilar superior. En estos casos, sino retiramos esa inserción del frenillo, aunque juntemos los dientes con ortodoncia (brackets), los dientes volverán a separarse.

Es una técnica rápida y segura en la que se utiliza anestesia local y con un post-operatorio bastante cómodo.

Si deseas más información no dudes en consultarnos personalmente. La ortodoncista puede indicarte la necesidad o no de esta cirugía antes de realizar una ortodoncia con éxito, y nuestro equipo de cirugía te dará otra valoración posterior de forma totalmente personalizada. Pídenos cita y valoraremos si en tu caso es necesaria o no esta intervención.